jueves, 13 de septiembre de 2012

Nuevo artículo en el Blog de GuiaVerde.com

Nuevo artículo en el Blog de GuiaVerde.com

Link to El Blog de GuíaVerde

Fin del huerto urbano de verano

Posted: 12 Sep 2012 03:00 AM PDT

Fin del huerto urbano de verano
Llega el fin de verano y comenzamos el otoño, por lo que debemos decir adiós a los cultivos de verano, que son, sin lugar a dudas los más vistosos, no sin antes cosechar todos los últimos frutos que todavía contengan. Fin del huerto urbano de verano Después de todo el verano estar recogiendo deliciosas hortalizas, las plantas van a menos, más aún si vives en una zona de interior o de alta montaña. Llega el momento de retirar los cultivos de verano y preparar el sitio para los cultivos de invierno, que no son pocos. Los tomates que aún queden en las tomateras, que andarán un poco desaliñadas todavía contienen algunos tomates, basta con que comiencen a colorear para que podamos cosecharlos. Está claro que aún están verdes, pero en unos pocos días dentro de casa madurarán y tomarán el color rojo. El mejor sitio para que maduren es tenerlos en un lugar luminoso, como por ejemplo cerca de la ventana de la cocina o en el alfeizar de la ventana cuando de el sol. Los pimientos, berenjenas y calabacines son más sensibles, si cabe al frío, por lo que apresurate a cosechar los frutos que estos cultivos contengan, no serán grandes, pero siguen estando igual de deliciosos y podemos usarlos si tenemos muchos para hacer conserva, para poder disfrutar de ellos durante estos meses más frescos. Las lechugas de verano y algunas variedades frioleras, necesitan ser cosechadas. No te esperes mucho más pues una helada temprana o la simple escarcha de las noches puede acabar con ellas. Si no se llega a tiempo, puedes optar por echarles agua por la mañana tras una escarcha para derretir el poco hielo que quede por encima y así evitar que se quemen con el sol. Las hierbas aromáticas como la albahaca son cultivos exclusivos de verano, cosecha toda la planta si no esta en flor  y sécala, podrás seguir utilizándola para condimentar tus comidas, si está en flor déjala, podrás sacar semilla para sembrarla al año que viene. Cuando acabes con esto, arranca todas las plantas y échalas al compost, airea el sustrato y abónalo para los siguientes cultivos de invierno. En el próximo post te diremos que especies podemos cultivar y como deberemos hacerlo. ¿Tú ya lo has hecho?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigue todas las entradas por email